jueves, 2 de febrero de 2017

Muchas veces el estancamiento laboral y financiero depende de algo tan simple como la actitud con la que haces tu trabajo, cuando uno hace algo que definitivamente no le gusta hacer o lo hace por obligación, los resultados que se van a obtener no van a ser los mismo que cuando se hace algo con interés, amor, pasión, etc.


Nunca te has preguntado cuanto te gustaría que te pagaran por hacer lo que más te gusta, bueno quiero que sepas que todavía tienes tiempo de hacerlo, solo deja de mirar el tiempo como algo que te falta y empieza a mirarlo como algo que te sobra, tienes el tiempo a tu favor y el éxito por ti espera.

El éxito se encuentra delante de ti y la forma más fácil de alcanzarlo es hacer lo que te gusta, trabajar en lo que verdaderamente es tu vocación, lo que verdaderamente te apasiona, te invito a que empieces a hacer lo que te gusta y no lo que te toca, no te olvides que tú eres lo que piensas que eres.


Así que no más excusas como no tengo dinero, mañana lo hago, cuando tenga tal cosa lo hare, no dejes para mañana lo que puede hacer hoy. Disfruta del regalo que te dio Dios llamado Presente y no te preocupes por el mañana que todavía no existe, recuerda que por más que trates no le vas a añadir un codo a tu estatura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada