sábado, 14 de febrero de 2009

devocional. Un distintivo del cristiano

Un distintivo del cristiano Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados. 1 Juan 1:9 El apóstol Juan escribió su primera epístola para definir la diferencia entre un cristiano y un incrédulo. Nuestro versículo de hoy indica que la confesión caracteriza al primero. El versículo siguiente dice: "Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso" (v. 10). Los hombres no regenerados niegan su pecado, pero los cristianos aceptan la responsabilidad por el pecado y lo confiesan. La confesión de pecado no tiene lugar solamente en la salvación. Continúa, como la fe, durante toda la vida de un creyente. La disposición de confesar el pecado es parte del modelo de vida que caracteriza a todos los creyentes. Ese modelo también incluye el amor (1 Jn. 3:14), la separación del mundo (2:15), y la enseñanza por el Espíritu Santo (2:27). Desde luego que hay varios grados de confesión, a veces no hacemos una confesión tan completa como debiéramos, pero un verdadero creyente finalmente reconoce su
video

devocional La Necesidad de un Milagro


La Necesidad de un Milagro
Todos necesitamos en algún momento de la vida un milagro, frente a enfermedades, en necesidades, complicaciones que vivimos, en la enfermedad de un familiar querido o un problema por el que estamos pasando.


Los milagros es la intervención sobrenatural de Dios sobre nuestras vidas y en todo esto es tan importante el creer porque cuando creemos nos conectamos con este Dios, el Dios que todavía sigue operando milagros cuando hay alguien que se atreve a creer.

Hay algo muy interesante que Jesús dijo en uno de los evangelios en Marcos,9.24 él dijo “al que cree todo le es posible” y esta fueron palabras dichas por Jesús a un padre que tenía a su hijo muy mal, en grave estado y él estaba totalmente desesperado y Jesús simplemente le dijo… Si puedes creer hombre, todo será posible.

El creer es una llave que nos abre una puerta, una puerta a lo imposible para que lo imposible justamente sea hecho posible, es la llave para que los milagros sucedan y esta llave se llama fe.

Todos tenemos dentro de nosotros una medida de fe, claro muchas veces hemos dicho yo no tengo fe pero la Biblia dice que dentro de nuestro corazón Dios nos ha dado una medida de fe lo que necesitamos hacer es desarrollar esa medida de fe y la palabra desarrollar es una palabra muy interesante porque tiene que ver con la capacidad de poder sacar y desenrollar algo que ya está adentro, esto me hace a la idea de una gran alfombra que está totalmente enrollada y alguien comienza a desenrollarla, es decir que todo estaba pero necesitaba a alguien que sacara todo lo que ya estaba adentro y así pasa con la fe, dentro de cada uno de nuestros corazones Dios nos ha dado la fe que necesitamos, simplemente la tenemos que poner en práctica.

Ahora la gran pregunta es ¿cómo podemos tener un poco mas de fe? En cierta ocasión los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron auméntanos la fe y saben Jesús tomo en su mano una semilla de mostaza, un grano de mostaza, la mostaza es una de las semillas mas pequeñas, podríamos decir casi imperceptible cuando la tenemos en nuestra mano, pero en su genero es una de las mas altas hortalizas, llega a crecer mas de tres metros de estatura y todo eso estaba dentro de una pequeña, diminuta semilla y así pasa con la fe.

Cuando la fe entra en contacto con los problemas, con las dificultades con las necesidades, la fe tiene la capacidad de comenzar a crecer así como la semilla necesita de la tierra para poder desarrollarse, la fe necesita de los problemas para poder comprobar que todavía los milagros existen.

Si usted está pasando por situaciones limites, hay algunas cosas finales para recordar.
En primer lugar que USTED NO ESTÁ SOLO: que Dios está mucho más cerca de lo que usted se ha imaginado. En segundo lugar que DENTRO DE SU CORAZON DIOS HA DEPOSITADO ESTE VALOR INCALCULABLE QUE SE LLAMA FE: y por medio de la fe usted podrá experimentar que los milagros todavía son una realidad.