sábado, 17 de septiembre de 2016

EL CORAZÓN DE DAVID Y EL DE SAUL

EL CORAZÓN DE DAVID Y EL DE SAUL

45 capítulos dedicados a sólo dos reyes, contra 45 capítulos para registrar la historia de los 39 reyes restantes.

Saúl y David son dos modelos de reyes. En efecto, se puede decir que todos los demás reyes o fueron reyes conforme al orden de Saúl o fueron reyes conforme al orden de David. Para Dios hay, por lo tanto, solo dos clases de reyes: según el modelo de Saúl o según el modelo de David. Aplicado esto a nuestro contexto, se puede decir que Saúl y David representan dos principios de servicio en la casa de Dios. Hay, pues, sólo dos clases de pastores en la casa de Dios, solamente dos formas de liderazgo, dos tipos de ministros.

Saúl y David fueron dos hombres que tuvieron muchas cosas en común y, no obstante, tuvieron un final muy distinto. El primero fue desechado por Dios y del segundo, en cambio, nunca se apartó la misericordia de Dios. ¿Qué hizo la diferencia entre uno y otro? Veamos.


1. Los dos eran jóvenes cuando fueron usados por Dios.
2. Los dos eran hermosos (1 Sam. 9:2; 16:12, 18).
3. Los dos provenían de familias de poca estima (1 Sam. 9:21; 16:1; comp. Miqueas 5:2; 1 Sam. 18:18, 23).
4. Los dos se consideraban indignos de ser reyes (1 Sam. 15:17; 18:18, 23).
6. Los dos fueron ungidos con el aceite de la unción por Samuel (1 Sam. 10:1; 16:13).
7. Sobre los dos vino el Espíritu Santo con poder (1 Sam.10: 6-7,10; 16:13).
8. Los dos tenían alrededor de treinta años cuando comenzaron a reinar (1 Sam.13: 11; 2 Sam. 5:4).
9. Los dos reinaron cuarenta años sobre Israel (Hch. 13:21; 2 S. 5: 4-5).
10. Los dos tuvieron la oportunidad de que Dios perpetuara su reino (1 Sam. 13:13; 2 Sam.7:11-13).
11. Los dos murieron a la edad de 70 años más o menos.
12. Los dos hicieron grandes cosas para Dios.
13. Los dos cometieron grandes pecados contra Dios.
14. Los dos empezaron bien (1 Sam. 11; 14:47-48; 17)…

Pero, Saúl terminó mal (1 Cr. 10:13-14) y David terminó bien (1 Cr. 29:28). ¿Dónde estuvo la diferencia?

Los reyes conforme al orden de Saúl pueden dividir su vida en sólo dos etapas. Saúl llegó al reino a la edad de 30 años aproximadamente y luego gobernó 40 años más. En David –y en los reyes conforme al orden de David– se distinguen tres etapas. El David pastor de ovejas, el David quebrantado y el David rey (20, 10, y 40 años respectivamente)

El que era el ungido dejó de serlo; y el que no era el ungido, ahora lo es. El cambio en Saúl y en David es muy notable. Del primero leemos: “el Espíritu de Jehová se apartó de Saúl” (16:14). Del segundo leemos: “el Espíritu de Jehová vino sobre David” (16:13).

DAVID – ACEPTÓ EL PROCESO DE DIOS  | SAUL – NO SIGUIÓ LOS PROCESOS

Saúl saltó al trono inmediatamente después de haber sido ungido con el Espíritu Santo. David, en cambio, después de ser ungido con el Espíritu de Dios, debió esperar aproximadamente una década para subir al trono.

La escuela de David es la escuela del quebrantamiento, donde Dios trata con nuestro orgullo, soberbia, autosuficiencia, confianza en nosotros mismos, impaciencia, desobediencia, motivaciones equivocadas y mal carácter. Los salmos 22, 23  y en especial el 55 denotan esta época que duró casi 10 años

Saúl actuaba con el poder del Espíritu Santo, pero casi nada conocía de la vida del Espíritu

David también tenía el poder del Espíritu Santo, pero, además su carácter había sido transformado

Porque una cosa es ser usado por Dios y otra muy distinta es ser aprobado por él. Una cosa es el poder del Espíritu y otra es el fruto del Espíritu. Una cosa son los dones y otra cosa es el carácter

DAVID – TENÍA AMOR POR LA PALABRA | SAUL – NO CONFIO EN DIOS

Diez veces en el salmo 119 David menciona su amor por la palabra (Ver 140) 97-104, Salmo 1:2

Saúl desecho la palabra I Samuel 15: 23,26, Saúl no confiaba en la Palabra confiaba en su propia capacidad I Samuel 15:12, termino lleno de celos amargura y hasta esquizofrénico

DAVID – RESPETO POR  LA AUTORIDAD | SAUL – IRRESPETO POR LA AUTORIDAD

I Samuel 17:25 David se enfrento al gigante porque había una motivación fuerte el amor y el respeto para su padre, el que no lo había incluido en la lista, pero él conocía el 5 mandamiento honra a tu Padre y a tu madre.

David respeto a Saúl  aunque él ya no era el rey, y aun después de muerto lo lloró, tuvo su vida en sus manos pero nunca atentó contra él.

Saúl no respetaba ni las órdenes de Samuel quien era su padre espiritual I Samuel 15:20

DAVID – ACEPTÓ PERSONALMENTE SUS ERRORES | SAUL – GUARDO EL PECADO

Saúl guardo el pecado no destruyo lo que tenía que destruir.

Intentó engañar al profeta I Samuel 15:13, de qué nos sirven los sacrificios si no hay obediencia.

Echo la culpa otros y no asumió su responsabilidad Ver 15, 21, 24.

 Le interesaba más el honor y la honra, que su situación con Dios.

David dijo; Peque contra Jehová II Samuel 12:13


Salmo 51: 4 contra ti solo he pecado, no pecamos contra hombres, pecamos contra Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada